Shipibo sounds

Kené o representación gráfica del bosque, los ríos, los peces y sus habitantes. Wilma Maynas y Olinda Silvano. Mural en Matadero Madrid, 2019. 

Olinda Silvano, artista Shipibo, cantando un mural. 2018. Captura de pantalla del vídeo “Olinda Silvano y la magia del Kené”

Olinda Silvano y Wilma Maynas son dos artistas Shipibo que realizan murales y tejidos con este tipo de patrones. Ellas cantan mientras realizan sus trabajos, y también al volver a recorrer las líneas de sus dibujos con la mano. Al escuchar su canto mientras van siguiendo con el dedo las geometrías de un mural es evidente esta relación espacial y corporal entre el canto y el trazo de lo que sería una representación similar a un mapa, pero que no sólo incluye elementos naturales sino la propia energía y pensamiento de las artistas, como ellas explican. Los ícaros sirven para comunicarse con lo que les rodea, las plantas, o los elementos, como el agua. Roni wano (madre del agua), shamana de la etnia shipiba, que aparece en el documental de Javier Corcuera “Sigo Siendo (Kachkaniraqmi)”, 2013, explica que interpreta ícaros para comunicarse con el agua e impedir que se seque el río. Los ícaros parten de una improvisación, más que de una estructura fija, la idea es que el canto no es del intérprete/autor sino que viene a tí. Se van entrelazando los motivos de la letra que van construyendo una narrativa para conectarse con un elemento, donde el chamán se convierte en parte de eso a lo que canta: 
«Viajando, voy viajando. Conectando con el agua. Conectando, conectando. Así, así. Así voy andando. En mi barco, en este barco, mi barco de piedra. Viajando en él. Andando, después de haber andado, retorno, retorno a mi tierra. Retorno, yo, la mujer. Viajando por la profundidad del agua. En la anaconda, desde adentro del río. Yo, la mujer encantada de la anaconda. La mujer encantada de la anaconda. Y así les canto yo, así les canto yo. Yo, la que viaja por el fondo del agua. La mujer que viaja. La mujer que viaja. Estuve con los guardianes del agua. Con los guardianes llegando a acuerdos. Llegando a acuerdos. Así, abrazando acuerdos estuve en el corazón. En el corazón de la anaconda estuve. Voy viajando, voy viajando, voy viajando. Al último rincón del río. Sí, a ese lugar voy. Al corazón, adentro del agua. Naciendo, naciendo.»

Olinda Silvano, Olinda Silvano y la magia del kené, 2018

Javier Corcuera, Sigo Siendo (Kachkaniraqmi), 2013

https://vimeo.com/473375667.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: